Tendencias para aumentar la satisfacción de tus empleados

13 de noviembre de 2018

Que un trabajador feliz es un trabajador más productivo es una realidad confirmada desde muy distintos ángulos.

Ahora bien, tener empleados satisfechos no pasa por ser el jefe más cercano o disminuir las exigencias profesionales. Tampoco consiste en gastar los beneficios de los últimos trimestres en actividades extra-laborales o comilonas, y así conseguir que los empleados vayan al trabajo al día siguiente con una sonrisa.

Para tener empleados con altas dosis de motivación, la empresa debe seguir un camino más sutil. Un camino que comienza por identificar las necesidades presentes –incluso futuras- de los empleados, como si de clientes se tratase, y entender cuáles de ellas puede solucionar la empresa.

Lo más positivo, en este sentido, es que estas necesidades suelen ser comunes en cada generación. Según estudios realizados por diversas organizaciones expertas en gestión de talento, entre los que destaca este artículo de la American Management Association, para los Baby Boomers lo más importante es la estabilidad laboral; para la generación X, flexibilidad y conciliación laboral; y para los Millennials, las oportunidades de trabajo internacionales e involucrarse en la compañía.
Por tanto, la pregunta que uno debe hacerse no es tanto “¿Qué quieren mis empleados?” sino “¿Qué está en nuestra mano hacer y cómo lo hacemos tangible?”. Algunas empresas ya han empezado a trabajar en ello y todo apunta a que estas buenas prácticas se generalizarán en el mercado:

1. Ofrecer flexibilidad horaria

Muy pocos son los que viven para trabajar y muchos los que trabajan para vivir. Esta es la explicación de por qué el poder disfrutar de su tiempo libre es, de acuerdo con las encuestas anuales de un importante portal de empleo y una de las publicaciones de negocios más importantes de Estados Unidos, lo más valorado por los trabajadores del siglo XXI.

2. Diseñar planes de conciliación laboral

Conciliación… esa eterna meta por conseguir combinar vida familiar y profesional.

Los estudios demuestran que los períodos de maternidad o paternidad extendidos, las guarderías en la propia oficina y la posibilidad de reducir o modificar los horarios son los beneficios sociales mejor valorados por quienes trabajan y buscan iniciar o ampliar la familia. Tanto es así que, en España desde el 1 de enero de 2017, el período de maternidad se ha extendido a 1 mes . El teletrabajo es otra medida que, bien organizada, puede traer a la empresa múltiples beneficios en cuanto a mayor eficiencia y productividad de sus empleados.

3. Organizar un plan de actividades

Todavía son pocas las empresas en España que fomentan la actividad física en ratos de descanso laboral en la oficina, como clases de yoga y pilates, o bien espacios de ocio para jugar a videojuegos, o incluso ofrecer café gratis a trabajadores propios. Las que ya lo hacen, figuran entre las mejores empresas para trabajar -y sus responsables afirman que el rendimiento de sus empleados ha mejorado.

4. Fomentar el interés por la formación

Los más jóvenes de la plantilla son los que más demandan cursos de formación, idiomas y reciclaje en las empresas, impregnados por el deseo del principiante a seguir creciendo y conociendo la organización en la que trabaja. Y, precisamente ahora, la oferta de cursos en el mercado es infinita. ¿Por qué no aprovecharse de ello?

Si, además, la compañía financia dicha formación no solo verá cómo aumenta la fidelidad de su capital humano, sino también su calidad y sus resultados. Algo indispensable si se quiere mantener la competitividad en el mercado.

5. No todo va en el sueldo

Todo empleado espera ver su trabajo recompensado con revisiones de sus condiciones laborales periódicamente, entre las más recurrentes, su salario. Esto supone, en muchos casos (especialmente en pequeñas y medianas empresas), poner en una balanza y decidir entre incurrir en aumentos de costes de personal o propiciar un ambiente de frustración laboral.

Hoy en día existen alternativas que permiten a la empresa esquivar esta situación. La mejor de todas tiene nombre propio: retribución en especie o planes de compensación flexible. Ticket restaurante, seguros médicos… son solo algunos de los beneficios voluntarios que la compañía puede implantar y que son repercutidos sobre las nóminas de cada empleado a un coste menor que su precio de mercado.

Uno de los incentivos que están marcando tendencia y se espera aumente su presencia entre las compañías españolas en 2017 es ofrecer a los empleados la posibilidad de acceder a un coche en modalidad de renting. Esto es, el empleado adquiere el coche nuevo que quiera a unos precios más ventajosos que los de mercado, con todas las ventajas y servicios propios de un renting incluidos –matriculación, mantenimiento, neumáticos ilimitados, servicio de Cobertura Total en caso de accidente, gestión de multas, asistencia en carretera…-, por una cuota mensual durante el período que elija.

De esta forma, el empleado percibe una serie de ventajas económicas por ser su empresa la mediadora: ahorros fiscales –ya que su trabajador sustituye parte de su retribución dineraria por un vehículo-, precios ventajosos, financiación a un tipo de interés especial o la posibilidad, si lo desea, de comprar el coche una vez finalizado el contrato a un precio pactado.

El Plan de Compensación Flexible de LeasePlan es una herramienta de fidelización totalmente gratuita para su empresa, ya que no le supondrá ningún gasto, esfuerzo, ni carga administrativa.