El futuro del CaaS

Tiempo de lectura 2 minFuturo
Los avances tecnológicos han cambiado los fundamentos de muchas industrias. El aumento de la conectividad, así como de la digitalización, también está afectando a la industria del automóvil. Según un estudio realizado por Bloomberg, las ventas de automóviles se están desplomando durante estos últimos años.
Compartir este mensaje

Cox Automotive determina, gracias a una encuesta realizada, que el 60% de los encuestados manifiestan que la necesidad de poseer un automóvil en propiedad ha disminuido. Debido a esta nueva realidad y gracias a los avances tecnológicos, surgen nuevas formas de transporte, como es el CaaS (Car as a Service), es decir, que por una cuota mensual o anual, el usuario tiene acceso a una flota de vehículos a su disposición.

Según Raj Kapoor, director de estrategia de la conducción autónoma de Lyft (Empresa de transporte que conecta conductores y usuarios de coches compartidos), el 14% del parque automovilístico de Los Ángeles se encuentra parado. Los utilitarios están inactivos el 96% del tiempo. Los mismos datos de estacionamiento nos devuelve un estudio realizado por la Fundación RAC en Reino Unido.

Nuevos desplazamientos en las ciudades

Actualmente, más del 50% de la población mundial vive en ciudades y se espera que este número se incremente a 75%. Dos mil quinientos millones de personas se trasladarán a las ciudades en los próximos años. Es el momento de encontrar nuevas opciones de movilidad que sirvan para dar cabida a este crecimiento. Se deben buscar nuevas alternativas para que las personas se puedan desplazar de un punto A a un punto B, y parte de la solución se encuentra en compartir el transporte que ya hay en circulación.

Esta es la razón por la que la industria del automóvil se ve obligada a repensar sus modelos de negocio tradicionales. Esta industria ya no va a depender únicamente de la venta de vehículos. En su lugar, las empresas planean cambiar su enfoque basado en el producto, y avanzar hacia un enfoque basado en ofrecer servicios que brindan a los compradores nuevas oportunidades y una mayor flexibilidad en cuanto a la posesión y el uso de los vehículos.

El Car as a Service establece una mejora sobre el modelo de arrendamiento de los vehículos existentes. El actual modelo está muy centrado en los activos; los contratos obligan a los clientes a poseer vehículos en propiedad durante largos periodos de tiempo. El programa de Car as a Service, proporciona flexibilidad a cada cliente, pudiendo cambiar y mejorar sus vehículos cuando lo necesiten. A diferencia de los contratos de arrendamiento, la suscripción a un automóvil no vincula al cliente durante muchos años. Además de ser altamente flexibles, los programas de suscripción de vehículos se perciben como más rentables que los alquileres o compras.

En las próximas décadas, los vehículos autosuficientes se apoderarán de las carreteras, y se espera que la gran mayoría de la flota esté dedicada a los servicios. Con la llegada de este tipo de vehículos, las oportunidades de servicios como Car as a Service se están convirtiendo en una nueva alternativa futura para el transporte urbano.

Publicado el 28 de junio de 2020

Saber más ahorro de costesarrendamiento vs.comprafuturomovilidad urbanatecnología
28 de junio de 2020
Compartir este mensaje

Artículos relacionados

SostenibilidadFlotas de furgonetas eléctricas24 septiembre 2020 - Tiempo de lectura 3 minArrowRight
FuturoLa logística, entre las barreras en el e-commerce16 agosto 2020 - Tiempo de lectura 2 minArrowRight
Coste Total de MovilidadQue no te sorprendan los costes reales del mantenimiento de tu flota12 mayo 2019 - Tiempo de lectura 4 minArrowRight