La evolución del sector transporte en la UE

Tiempo de lectura 2 minFuturo
El sector transporte es una de las piedras angulares de la Unión Europea. Gracias a él la libre movilidad de individuos, materiales o servicios es una realidad. Además el sector transporte es una pieza clave en la economía europea, puesto que supone más de un 9% del valor añadido bruto de la UE 1 .
Compartir este mensaje

Sin embargo, es también una de las fuentes más importantes de contaminación en Europa. El objetivo al que se enfrenta este sector es tomar medidas para reducir el impacto medioambiental sin dejar de ser uno de los sectores económicos clave.

Según la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), el organismo europeo cuya labor consiste en proporcionar información sólida e independiente sobre el medio ambiente, las emisiones del sector transporte en la Unión Europea no se están reduciendo lo suficiente. Desde el 2014 los gases de efecto invernadero han aumentado. De hecho, en 2016, el sector transporte emitió 26.1% más que 1990 2 . Si desglosamos estos datos, podemos extraer que el transporte por carretera supone un 82% de las emisiones de este sector y no ha parado de crecer desde el 2014. Esto es debido al uso de carburantes derivados del petróleo, en concreto el diésel, el combustible más contaminante, que en europa es absolutamente dominante, ya que representa un 67%. Se espera que la evolución de uso de estos automóviles sea favorable para el medio ambiente, gracias a la incursión en el mercado de los vehículos eléctricos, que han supuesto una verdadera revolución.

Aunque todavía no tienen una cuota de mercado significativa, gracias a las nuevas normativas europeas (éstas obligan a los fabricantes a mantener una media de 95gr/km de CO2 en sus matriculaciones para el 2021 y de 147gr/km para el 2020 en el caso de las furgonetas) se espera que los vehículos eléctricos se conviertan en el agente del cambio que impulsen una movilidad responsable y limpia. En la actualidad, en Europa, los tres estados miembros con mayor cuota de venta de estos automóviles, son Suecia, Bélgica y Finlandia.

Las redes de transporte son imprescindibles para la impulsión del comercio, del crecimiento económico y de la calidad de vida de los ciudadanos europeos. Según datos de la Unión Europea, el sector transporte supone más del 9% del valor añadido bruto de la UE. El transporte da trabajo a unos 11 millones de personas y representa alrededor de 664 millones de euros.

Existen diversas políticas para adecuar la movilidad europea a la sociedad actual:

  • Tráfico: mejorar la red de transportes, tanto aéreo como por carretera, es necesario para aumentar en calidad de vida.
  • Sostenibilidad: el futuro es eléctrico. El objetivo es no depender de combustibles para cubrir las necesidades energéticas.
  • Contaminación: reducir las emisiones contaminantes en un 60% para 2050 respecto al 1990.
  • Infraestructuras: equiparar la calidad de éstas entre todos los estados miembro.

El objetivo global en el que se enmarcan estas políticas de transporte de la Unión Europea es liderar, para 2050, la neutralidad climática. Gracias a las energías eléctricas, las nuevas tecnologías y un cambio en la conciencia colectiva, el futuro será más verde.

Publicado el 5 de abril de 2020

Saber más futurointernacionalmovilidadunión europeatransporte
5 de abril de 2020
Compartir este mensaje

Artículos relacionados

FuturoLas cinco tendencias clave que definirán la movilidad post-COVID19 mayo 2020 - Tiempo de lectura 2 minArrowRight
FuturoCómo la tecnología ofrece nuevas soluciones a los problemas de movilidad16 julio 2020 - Tiempo de lectura 4 minArrowRight
FuturoYa puedes leer la revista Flotas Especial postCOVID-1910 julio 2020 - Tiempo de lectura 1 minArrowRight