Vehículos de hidrógeno: ¿un actor decisivo en la conducción sin emisiones?

Tiempo de lectura 4 minFuturo
El tiempo se acaba. Para 2030, muchos países europeos habrán implementado políticas de sustitución de los vehículos con motor de combustión interna. Afortunadamente, cada vez son más los vehículos eléctricos disponibles en el mercado con diferentes rangos de precio. Pero ¿qué pasa con el coche de pila de combustible de hidrógeno como alternativa ecológica? A continuación, te explicamos las ventajas y desventajas:
Compartir este mensaje

¿Qué es el hidrógeno?

El hidrógeno es el elemento más pequeño y ligero, consistente en un único protón (una pequeña partícula con carga positiva) y un único electrón (una pequeña partícula con carga negativa). Como gas, el hidrógeno es inodoro e incoloro. Además, no es corrosivo ni oxidante; tampoco es radioactivo, tóxico ni cancerígeno. A fin de producir el hidrógeno, se emplea electricidad para fisionar agua en hidrógeno (H2) y oxígeno (O). Dado que se trata de un proceso reversible, el hidrógeno puede convertirse en electricidad mediante la adición de oxígeno, liberando agua como producto derivado. Por todo ello, el hidrógeno constituye una alternativa de conducción de cero emisiones óptima, ya que no se libera CO2. 

¿Cómo funciona un vehículo con pila de combustible de hidrógeno?

Al igual que los vehículos eléctricos al uso están equipados con una batería, un vehículo con pila de combustible de hidrógeno cuenta con un motor eléctrico. La única diferencia es que un vehículo de hidrógeno cuenta con una única batería de pequeño tamaño y uno o varios depósitos de hidrógeno, así como con una pila de combustible. Mediante la adición de oxígeno, esta pila de combustible convierte el hidrógeno en electricidad y en agua gracias a un proceso electroquímico. La electricidad se emplea para proporcionar la energía necesaria a la pila del vehículo, mientras que el agua limpia se descarga en forma de vapor de agua. 

¿Son los automóviles de hidrógeno una alternativa viable a los vehículos eléctricos?

Hemos comparado algunos datos sobre los vehículos de hidrógeno con los de  vehículos eléctricos de baterías y los de combustión a gasolina o gasóleo con el  fin de averiguar si el vehículo de hidrógeno tiene posibilidades de convertirse en un competidor serio. 

En primer lugar, vamos con las ventajas. Además de ser un vehículo de cero emisiones, una ventaja importante de los vehículos de hidrógeno es que la recarga de combustible es comparable a rellenar un depósito de GLP. Esto implica que, a diferencia de lo que sucede con los VEs a baterías, necesitan un tiempo relativamente prolongado de recarga, con un vehículo de hidrógeno solo tardarías unos pocos minutos en volver a estar en marcha.  Además, los vehículos de hidrógeno suelen tener una autonomía mayor que los VEs. 

A pesar de estas importantes ventajas, aún son pocos los conductores que han dado el salto a los vehículos de hidrógeno, lo que implica que, hoy por hoy, las estaciones de servicio son escasas en prácticamente toda Europa, por lo que el miedo a no tener suficiente autonomía es un problema destacable. Nos encontramos con el dilema de: que haya pocos conductores de estos vehículos implica un menor número de estaciones preparadas para el repostaje de hidrógeno, y un menor número de estaciones de servicio implica a su vez un menor número de conductores dispuestos a escoger estos vehículos. Además, aunque en la actualidad hay cada vez más vehículos eléctricos de baterías entre los que escoger, el número de modelos de hidrógeno en el mercado es limitado, siendo dos de los más importantes el Hyundai Nexo y el Toyota Mirai.  

Otro tema a considerar es el coste. Dado que la tecnología del hidrógeno es novedosa, no están todavía claros los valores residuales, lo que implica que la tarifa mensual por alquilar uno de estos vehículos es más alta relativamente que la de alquilar vehículos eléctricos de baterías o de combustión interna. Dicho esto, es importante destacar que los vehículos de hidrógeno gozan de una variedad de beneficios fiscales que pueden resultar atractivos para los conductores de vehículos de renting.

Para algunos expertos, los vehículos con pila de combustible de hidrógeno resultan ideales para el sector del transporte por vehículos pesados, tales como camiones, trenes o barcos, así como para aplicaciones industriales que requieren tanto de calor como de electricidad. 

Los pros y los contras de los coches de hidrógeno

  • Cero emisiones
  • Recarga rápida en comparación con los VE.
  • Variedad de beneficios fiscales en muchos países europeos
  • Las estaciones de servicio son escasas
  • Elección limitada de vehículos
  • Valores residuales inciertos

What's next?

Según sostiene el Consejo del Hidrógeno, una iniciativa global compuesta por empresas en los sectores de la energía, el transporte o la industria, es probable que para 2050 el hidrógeno se emplee como combustible en más de 400 millones de vehículos de pasajeros de todo el mundo, así como en 20 millones de camiones y 5 millones de autobuses. 

En LeasePlan siempre nos preguntamos qué será lo próximo en movilidad, y permaneceremos atentos a los posibles desarrollos en el campo de los vehículos de hidrógeno. Para obtener más información sobre los vehículos con pila de combustible de hidrógeno, o para una prueba de conducción de uno de estos automóviles, ponte en contacto con nosotros llamando al 91 911 61 10.

Publicado el 26 de agosto de 2021

Saber más futurosostenibilidad
26 de agosto de 2021
Compartir este mensaje

Artículos relacionados

SostenibilidadRenting y cuidado medioambiental: cifras que hablan16 septiembre - Tiempo de lectura 3 minArrowRight
SostenibilidadDi lo que piensas en un mundo más verde27 octubre 2020 - Tiempo de lectura 3 minArrowRight
Sostenibilidad¿Cómo funciona un coche de hidrógeno?03 enero 2018 - Tiempo de lectura 7 minArrowRight