La nueva gama de vehículos eléctricos transformará la movilidad comercial urbana

  • Así lo recoge el nuevo Libro Blanco de LeasePlan, empresa líder en movilidad como servicio
  • La investigación revela que el aumento de las zonas estrictas de bajas emisiones (ZBE) en las ciudades de toda Europa está fortaleciendo la demanda de vehículos eléctricos de reparto
25 de septiembre de 2020

La nueva gama de vehículos eléctricos se presenta como la clave para la transformación de la movilidad comercial urbana. Así se desprende del nuevo Libro Blanco dado a conocer por LeasePlan, empresa líder en Movilidad como servicio (MaaS).

¿Por qué es hora de pasar a una flota de vehículos eléctricos? es el título de este estudio que, según el Ceo de LeasePlan, Tex Gunning, revela que “los vehículos eléctricos de reparto son una gran manera de satisfacer esta creciente demanda de servicios de compra y entrega en línea, sin sacrificar la calidad del aire en nuestros pueblos y ciudades”. Para Gunning, “ahora más que nunca la gente confía en los servicios de entrega al día siguiente, y esta circunstancia ha provocado un enorme aumento del tráfico de paquetería en los centros urbanos”. Por esta razón, “nuestra investigación muestra que ahora hay toda una gama de vehículos de reparto eléctricos de próxima generación, a punto de salir al mercado, que podría transformar la movilidad comercial urbana. En pocas palabras: no hay excusa para no cambiar tu furgoneta blanca por una verde y hacer que las entregas de cero emisiones sean la nueva normalidad".

El Libro Blanco de LeasePlan subraya que el aumento de las zonas estrictas de bajas emisiones (ZBE) en las ciudades de toda Europa está fortaleciendo la demanda de vehículos eléctricos de reparto, tendencia que se ve reforzada por los esfuerzos para reducir la huella de carbono entre los operadores de flotas de empresas y del sector público.

Los fabricantes de equipos originales están comenzando a introducir una nueva gama de vehículos eléctricos de reparto de tamaño mediano y grande (por ejemplo, Mercedes eVito y eSprinter), tras nuevas investigaciones que demuestran que las empresas dedicadas a los servicios de reparto en la última milla dan prioridad al volumen total de carga posible sobre la carga útil máxima.

La mayoría de los nuevos vehículos eléctricos de reparto tienen una autonomía oficial de unos 160 km, y algunos fabricantes, incluso, afirman que sus últimos vehículos pueden alcanzar una autonomía de hasta 270 km. Por lo tanto, la capacidad de autonomía media actual suele ser suficiente para que los vehículos eléctricos de reparto puedan completar las entregas de un día sin tener que recargarse

El coste total de propiedad de los vehículos de reparto eléctricos es cada vez más competitivo, ya que los fabricantes de equipos originales desarrollan una nueva gama de vehículos de reparto"eléctricos de primera";, en lugar de reconfigurar los antiguos modelos de ICE. La disminución de los costos de la batería y la amplia disponibilidad de beneficios fiscales e incentivos gubernamentales también están mejorando la competitividad de los costos de los vehículos de reparto eléctricos.

Descargar Libro Blanco