Los siniestros de vehículos son un 9 por ciento superiores en invierno y otoño que en verano y primavera

LeasePlan presenta los resultados de su último informe, antes de la Operación Salida de verano, para hacer un llamamiento a la responsabilidad de los conductores en estas vacaciones

LeasePlan ha analizado la accidentalidad durante los últimos cuatro años, con el objeto de ofrecer una serie de recomendaciones a los usuarios sobre el riesgo existente en las carreteras y vías ahora que inician sus vacaciones. 

La compañía especializada en el Coche como Servicio (CaaS, Car as a Service) ha constatado que “los picos de siniestralidad durante el año no los tenemos en los meses de verano”, tal y como subraya su responsable de Seguridad Vial, Fernando Cisneros. Así, “la climatología y el gran número de desplazamientos cortos durante los meses de invierno y otoño hacen que tengamos más siniestros viales en dicho periodo: un 9% más que en primavera y verano”. 

En el estudio realizado por LeasePlan se recoge que, durante el año, los desplazamientos son mayores en las flotas de las compañías que en el segmento de particulares, debido al uso ligado de los primeros a una actividad profesional. Sin embargo, durante los meses de verano se dan estas dos peculiaridades:

  • La ratio de lesionados se incrementa respecto a los registrados en la primavera: un 4% más de lunes a viernes; y lo más destacado, hay un 22% más de accidentes de este tipo durante los fines de semana.
  • Pese a que el mes de julio cuenta con mayores desplazamientos que generan accidentes, son los meses de agosto y, sobre todo, septiembre, los que más lesionados generan: un 4% y un 14%, respectivamente respecto al mes de julio.

Las lesiones derivadas de los siniestros viales es el mayor indicador de riesgo en la circulación. Por esta razón, desde LeasePlan se recomienda extremar todo tipo de medidas de precaución: no sobrepasar los límites de velocidad, evitar el cansancio cuando se conduce y las horas de más calor, guardar la distancia de seguridad, revisar la presión de los neumáticos antes de desplazamientos largos, aparcar el móvil, consultar la ruta antes de comenzar el viaje, estar en alerta durante la conducción, principalmente en las carreteras convencionales, donde está el mayor riesgo de siniestralidad grave.

Por otro lado, la percepción de riesgo ha bajado en los conductores como consecuencia de la pandemia vivida y, aunque LeasePlan cuenta con mejores indicadores que los habidos en 2018 y 2019 durante el primer trimestre de este año -un 17% y un 14% respectivamente-, recomienda no bajar la guardia e insistir en los mensajes de precaución a todos los conductores. **

Para este estudio se han analizado más de 30.000 accidentes de tráfico con responsabilidad civil correspondientes al segmento de turismos**, que son los principales destinatarios de los desplazamientos vacacionales. Esta circunstancia no impide que desde LeasePlan, también, se insista en la necesidad de precaución sobre las flotas de furgonetas y derivados de turismos, que dan soporte estos meses a la distribución, suministros y servicios en muchas localidades de destino vacacional. Destinos, por otro lado, donde los desplazamientos los lunes y por carretera convencional generan el mayor riesgo de sufrir un accidente en este tipo de vehículos. Tampoco hay que olvidar toda la actividad de reparto en el entorno urbano, con especial atención a los peatones y ciclistas.

Este informe forma parte de la iniciativa de LeasePlan SafePlan Zero, cuyo objetivo es mejorar la seguridad de la flota de sus clientes y, también, dar ejemplo al resto de conductores. Un enfoque pragmático para alcanzar los objetivos de seguridad al volante. Se trata de trabajar tres líneas: Conductor Seguro, Coche Seguro y Flota Segura. 

Desde LeasePlan se considera que los empresarios son responsables de la salud y la seguridad de sus empleados, por lo que es responsabilidad de todos lograr un cambio en la seguridad vial. Por esta razón, LeasePlan tiene la firme ambición de conseguir cero lesiones graves en las carreteras en 2030. La cifra de 1,35 millones de víctimas mortales al año en las carreteras de todo el mundo “no nos puede dejar indiferentes”.

30 de junio de 2021
Compartir este mensaje