La marcha atrás, la maniobra más penalizada

Tiempo de lectura 3 minSeguridad
Salir de un estacionamiento marcha atrás es lo más peligroso, intenta aparcar de tal manera que puedas incorporarte a la circulación saliendo directamente hacia delante. Continúa leyendo y descubre cómo debes realizar la maniobra minimizando al máximo el riesgo.
Compartir este mensaje

¿Sabías que no está permitido circular hacia atrás?

El Reglamento General de Circulación prohíbe circular hacia atrás, salvo cuando “no sea posible marchar hacia adelante, cambiar de dirección o sentido de marcha o como maniobra complementaria de otra que la exija, como realizar una parada, un estacionamiento o incorporación a la circulación y siempre con el recorrido mínimo e indispensable para efectuarla.

No pudiendo nunca ser superior a 15 metros ni invadir un cruce de vías. Salvo los vehículos prioritarios en servicio urgente y siempre y cuando no comprometan la seguridad del resto de vehículos, la maniobra marcha atrás está prohibida siempre en autopistas y autovías. Pudiendo ser considerada como infracción muy grave.

El convenio de indemnización directa existente entre las aseguradoras de los vehículos otorga la responsabilidad al conductor que realizaba la maniobra de marcha atrás ante una disputa de versiones entre conductores. Y es que es una maniobra excluyente, sólo debe ejecutarse en los supuestos expuestos y sólo cuando no quede más remedio.

Salir de un estacionamiento marcha atrás es lo más peligroso, intenta aparcar de tal manera que puedas incorporarte a la circulación saliendo directamente hacia delante.

¿Cómo debo realizar la maniobra minimizando al máximo el riesgo?

Para llevar a cabo esta acción nos puede ayudar la Regla RSM: Retrovisor, Señalizar, Maniobrar.

En primer lugar, es fundamental observar alrededor del vehículo para cerciorarnos que puedo realizar la misma sin poner en peligro al resto de usuarios de la vía ni alterar su circulación.

Tener una buena visual es clave para garantizar este punto, con la marcha atrás perdemos la visión global de lo que ocurre ya que el conductor se encuentra muy limitado por su propia postura y el habitáculo del vehículo. Por ello la normativa permite “por circunstancias de visibilidad del propio vehículo, de espacio y de tiempo necesario para efectuar esta maniobra” que el conductor se baje del vehículo o siga las indicaciones de otra persona que esté fuera.

Los espejos bien regulados son un elemento esencial.

Segundo, señaliza la maniobra a través de las luces traseras (o en su defecto, extendiendo el brazo horizontalmente con la palma de la mano hacia atrás) y la marcha atrás puesta. Nunca dejes caer el vehículo accionando el embrague hasta el fondo sin marcha o en punto muerto, puesto que perderemos el control del vehículo y nos costará más frenar en caso de que se presente un imprevisto. Y recuerda, no más de 15 metros ni invadir cruces o intersecciones.

Y tercero, la maniobra ha de llevarse a cabo lentamente. Iniciaremos la marcha atrás a una velocidad muy reducida, de tal manera que tengamos tiempo de detener el vehículo si así lo determinan las circunstancias del tráfico y la vía en pro de la seguridad. Debiendo renunciar a la misma en caso de no poder garantizar este punto.

Ayúdate de la tecnología, utiliza los ADAS

La tecnología ha avanzado enormemente los últimos años y la mayoría de los vehículos incorporan de serie múltiples dispositivos que nos ayudan a la reducir el riesgo generado en la conducción.

No obstante, en ocasiones solemos renunciar a este “extra” de seguridad en pro de nuestra comodidad, anulando los mismos y renunciando a disminuir los accidentes.

Cada uno con su función: Los sensores de proximidad o “aparcamiento” nos ayudan a detectar a una persona u objeto a través de avisos acústicos, la regulación automática de los espejos que se inclinan hacia abajo durante el aparcamiento para ver el bordillo, la acera, un bolardo,…, los retrovisores digitales o cámaras traseras para ver el lateral y parte trasera del vehículo, reduciendo el riesgo de atropello y colisión con objetos fijos, son alguno de los asistentes actuales. Llévalos siempre habilitados, deja que te ayuden y gana en seguridad para todos.

Publicado el 28 de octubre de 2021

Saber más conductorConsejos de conducción
28 de octubre de 2021
Compartir este mensaje

Artículos relacionados

SeguridadUn Stop no es un ceda el paso26 octubre - Tiempo de lectura 3 minArrowRight
SeguridadCuidado no toques el móvil cuando conduces, habla con él…25 mayo - Tiempo de lectura 5 minArrowRight
SeguridadAlexa para coches02 febrero - Tiempo de lectura 3 minArrowRight