Renting Fijo, flexible y Plan Propietario

¿Cuáles son las diferencias?

9 de julio de 2019

Atrás quedan los tiempos en los que si una empresa necesitaba una solución de movilidad solo tenía dos opciones: o un renting a largo plazo con una entidad financiera o concesionario, o la adquisición del vehículo.

Además del elevado coste de estas dos opciones, las empresas terminaban sufriendo otra serie de inconvenientes que limitaban su actividad o disparaban su necesidad de recursos. Inconvenientes como:

<span style="white-space: pre;"> </span>- Tener que realizar ellas mismas todas las gestiones relacionadas con su flota de vehículos
<span style="white-space: pre;"> </span>- No poder contratar soluciones sin permanencias superiores a un año
<span style="white-space: pre;"> </span>- No disponer de herramientas o experiencia que les permitiesen ahorrar costes

La llegada de empresas especializadas en la gestión de flotas de vehículos plantea una alternativa adaptada a las necesidades y presupuestos de cada cliente. O mejor dicho, tres alternativas: Renting fijo, renting flexible y gestión de flotas en propiedad.

Tres opciones que responden a necesidades de movilidad totalmente distintas, de forma que una misma empresa vea cubierta cada área de su negocio con la opción que mejor le convenga.

Renting Fijo: compromiso a cambio del mayor ahorro

Es la modalidad más clásica. En ella, la empresa no es propietaria de los vehículos, pudiendo contarlos como parte de su pasivo en el balance anual y sin haber asumido previamente el coste de la compra. La principal ventaja es poder ajustar al máximo el kilometraje de los contratos en función de los años que se desee firmar. Además, incluye todos los servicios que pueda necesitar durante la vida útil de la misma.

Renting fijo

Renting Flexible: sin compromisos, cuando lo necesites

Una modalidad que en los últimos años ha ganado fuerza y que consiste en contratos sin límite de tiempo. Esto permite a la empresa ampliar su flota de forma casi inmediata y reducirla sin incurrir en penalización por permanencia alguna, en caso de necesidad.

Las características del servicio, eso sí, se mantienen iguales a las del renting fijo o tradicional.

Renting flexible

Gestión de flotas: sus recursos, nuestro expertise

Para casos en los que la empresa posea una flota de vehículos en propiedad pero desee acceder a los ahorros que supone delegar su gestión diaria en un especialista como LeasePlan. Estos ahorros pueden alcanzar un 22% del Coste Total de Movilidad.

En este caso, los vehículos pertenecen a la compañía, pero su gestión administrativa queda en manos de LeasePlan. Gracias a ello, puede acceder a nuestra red de talleres preferentes, disfrutar de economías de escala propias del líder del sector de renting en mantenimientos y reparaciones, así como recibir informes y asesoramiento personalizado por parte de un consultor comercial que le permitirán disminuir, año a año, los costes de su flota.

Plan Propietario