Los crossover revolucionan el mercado

26 de junio de 2017

Tras el auge de los todocaminos, los fabricantes se han lanzado de lleno a la conquista de un nuevo nicho, el de los crossovers derivados de turismos del segmento B, que cada día gana adeptos en todo el continente. En este espacio analizamos nueve de los modelos más equilibrados del mercado y algunas propuestas premium que han dado un nuevo giro de tuerca a este segmento.

 

Opel Mokka X

Opel acaba de lanzar al mercado el nuevo Mokka X, un crossover de 4,27 metros de longitud que sustituye al Mokka lanzado en 2012. Esta versión renovada introduce algunos cambios estéticos, actualiza la gama de motores y mejora el equipamiento. En el apartado mecánico, el Mokka X está disponible con dos motores de gasolina –1.4 turbo de 103 kW (140 CV) y 1.4 turbo de 112 kW (152 CV)– y uno diésel –1.6 CDTI de 100 kW (136 CV)–. Además, la firma alemana, ahora en manos de PSA, comercializa una versión que puede funcionar tanto con gasolina como con GLP sobre la base del motor 1.4 de 103 kW (140 CV).
Estéticamente encontramos nuevos paragolpes, grupos ópticos de nuevo cuño, una parrilla completamente renovada y un salpicadero más limpio en el que podemos incorporar una pantalla de siete u ocho pulgadas con un sistema multimedia mejorado y conectividad con Apple CarPlay y Android Auto. Hay tres niveles de acabado: Selective, Excellence y Color Edition. En función del elegido, el Mokka X puede equipar programador de velocidad, alerta por cambio involuntario de carril, faros de led adaptativos, detector de señales de tráfico y hasta un sistema de alerta de colisión frontal.

 

Audi Q2

La firma alemana ha entrado en el segmento de los crossovers premium con este modelo de apenas 4,19 metros de longitud y un equipamiento de nivel superior. Actualmente se comercializa con dos niveles de acabado: design edition y sport edition. En el apartado de seguridad activa puede equipar detector de ángulo muerto, un sistema de reconocimiento de señales de tráfi aviso por cambio involuntario de carril y programador de velocidad activo.
Además, puede incorporar head-up display, poco habitual en este segmento, una pantalla de 8,3 pulgadas (7 pulgadas de serie) y conectividad mediante Android Auto y Apple CarPlay. Asimismo, el cuadro de instrumentos puede ser una pantalla de 12,3 pulgadas, al igual que en los Audi A4 y TT.
Bajo el capó el Audi Q2 se comercializa con un total de seis variantes mecánicas. En gasolina la oferta parte de un bloque tricilíndrico 1.0 TFSI de 85 kW (116 CV). Por encima de este motor encontramos un 1.4 TFSI de 110 kW (150 CV) y un 2.0 TFSI quattro de 140 kW (190 CV). En diésel la oferta está compuesta por otras tres opciones: 1.6 TDI de 85 kW (116 CV), 2.0 TDI de 110 kW (150 CV) y 2.0 TDI quattro de 140 kW (190 CV).

 

Fiat 500X

El Fiat 500X ha estrenado 2017 con una versión renovada que destaca por su diseño más fresco, nuevas opciones mecánicas y un nivel de equipamiento superior. En el exterior llama la atención el acabado Off-Road Look, que añade a este crossover pequeño una estética más poderosa gracias a la incorporación de protectores metálicos en los bajos y paragolpes delanteros y traseros de aluminio. Los usuarios que prefieran una línea más refinada pueden optar por la variante City Look, con un aspecto mucho más elegante –cuenta con un paragolpes integrado y un buen número de detalles cromados–.
Está a la venta con tres motores de gasolina –1.6 E-Torq de 81 kW (110 CV), 1.4 MultiAir de 103 kW (140 CV) y 1.4 MultiAir de 125 kW (170 CV)– y tres diésel –1.3 Multijet de 70 kW (95 CV), 1.6 MultiJet de 88 kW (120 CV) y 2.0 MultiJet de 103 kW (140 CV)–. Estos bloques se pueden asociar a diferentes cajas de cambios, ya que Fiat ofrece a sus clientes dos cambios manuales de 5 y 6 velocidades y dos automáticos, uno de ellos de doble embrague y seis marchas y el otro de convertidor de par de 9 relaciones.

 

Jeep Renegade

El Jeep más pequeño del mercado comparte plataforma con el Fiat 500X y cuenta con una amplia oferta de motores y de cajas de cambio heredada de sus hermanos de la firma italiana. Actualmente está a la venta con tres motores de gasolina y cinco diésel. En el primer grupo tenemos que hablar del 1.6 E-torq de 81 kW (110 CV), el 1.4 MultiAir de 103 kW (140 CV) y el 1.4 MultiAir de 125 kW (170 CV), mientras que en diésel la oferta está compuesta por el 1.6 MultiJet de 77 kW (105 CV), el 1.6 MultiJet de 88 kW (120 CV), el 2.0 MultiJet de 88 kW (120 CV), el 2.0 MultiJet de 103 kW (140 CV) y el 2.0 MultiJet Trailhawk de 125 kW (170 CV).

Este modelo es perfecto para los usuarios que quieran un plus de prestaciones en campo, ya que pueden optar por el sistema de tracción total Active Drive Low, que cuenta con un asistente de descenso de pendientes y una función que imita el efecto de una reductora. Las versiones con Active Drive Low destacan por un aspecto más campero gracias a unos paragolpes recortados para incrementar los ángulos de ataque y salida, una altura libre al suelo de 21 cm –17 cm en las versiones con tracción delantera– y unos neumáticos 4x4.

 

Mazda CX-3

A pesar de su denominación, el Mazda CX-3 no deriva del Mazda3, sino de su hermano menor, el Mazda2, con quien comparte plataforma. Tiene una altura libre al suelo de apenas 15 centímetros, un comportamiento ágil en curva y un interior silencioso y refinado, por lo que está concebido para un uso eminentemente en carretera.
La versión de acceso a la gama diésel equipa un motor 1.5 de 77 kW (105 CV), mientras que el bloque de gasolina menos prestacional es un 2.0 de 88 kW (120 CV), disponible únicamente con tracción delantera. Por encima encontramos una versión de gasolina y 110 kW (150 CV), que siempre es tracción total. El bloque diésel puede equipar ambas opciones de tracción. Los tres motores pueden optar por una caja de cambios manual o una transmisión automática de convertidor hidráulico de par, ambas de seis velocidades.
El CX-3 se ofrece con dos niveles de equipamiento: Style y Luxury. Desde la opción más básica incluye climatizador, controlador de velocidad, radio CD con Bluetooth, arranque mediante botón o llantas de aleación de 16 pulgadas. La gama superior opta por llantas de 18” y añade elementos como faros de led, navegador, luces automáticas, sensores de aparcamiento, cámara trasera o head-up display.

 

Mini Countryman

La segunda generación del Mini Countryman acaba de llegar al mercado con una presencia claramente mejorada. Lo primero que llama la atención es el enorme estirón que ha experimentado, nada más y nada menos que de 20 centímetros –ahora mide 4,29 m–. También gana tres centímetros de anchura.
La gama de motores se compone de dos gasolina, de 100 kW (136 CV) y 141 kW (192 CV), y dos diésel, de 110 kW (150 CV) y 140 kW (190 CV). Todos ellos están disponibles con tracción delantera o total y con cambio manual o automático, que puede ser de seis u ocho relaciones, según la versión. Además, existe una variante híbrida enchufable con una potencia máxima de 165 kW (224 CV) y otra eminentemente deportiva, denominada John Cooper Works, con 170 kW (231 CV). Estas dos últimas versiones sólo se comercializan con tracción a las cuatro ruedas.
El equipamiento también ha experimentado un enorme salto de calidad. Todos los Countryman incorporan de serie faros de led, climatizados bizona, sistema de acceso y arranque sin llave, sensores de luz y lluvia y llantas de aleación.

 

Nissan Juke

El hermano pequeño del Qashqai ha sabido encontrar su hueco en el mercado gracias a una estética muy llamativa y una gama de motores muy equilibrada. Su versión de acceso monta un motor 1.6 de gasolina de 69 kW (94 CV) y tracción delantera, aunque los conductores que prefi an un plus de prestaciones pueden optar por otras tres opciones de gasolina: 1.2 DIG-T de 85 kW (116 CV), 1.6i Xtronic de 86 kW (117 CV) y 1.6 DIG-T de 140 kW (190 CV). En diésel encontramos una única opción, el 1.5 dCi de 81 kW (110 CV). La tracción es delantera por defecto, aunque el bloque de 140 kW (190 CV) puede equipar de manera opcional un sistema de tracción total. La caja de cambios, por su parte, es manual de cinco velocidades con el motor de 69 kW (94 CV) y de seis velocidades en el resto. También se puede montar una transmisión automática de variador continuo de siete relaciones. Esta caja, denominada Xtronic, es de serie en el gasolina de 86 kW (117 CV) y opcional en el de 140 kW (190 CV).
El Juke es uno de los modelos más antiguos de este segmento, y esto se aprecia en los acabados y en el nivel de equipamiento. Hay un total de seis –Visia, Acenta, N-Connecta, Dynamic, N-Vision y Tekna–.

 

Peugeot 2008

En mayo de 2016 el SUV pequeño de Peugeot lanzó una versión renovada con algunos retoques sobre el modelo presentado en 2013. La casa francesa introdujo una nueva parrilla, unos faros ligeramente modificados con funciones en led y protecciones para los bajos en algunas versiones.
Lo que no ha cambiado es la oferta mecánica. Se mantienen por tanto, los dos diésel 1.6 BlueHDi de 73 kW (99 CV) y 88 kW (120 CV) y los tres gasolinas tricilíndricos 1.2 PureTech de 60 kW (82 CV), 81 kW (110 CV) y 96 kW (131 CV). La caja de cambios es, en todos los casos, manual de cinco o seis velocidades, si bien el motor de gasolina de 81 kW (110 CV) puede optar por una transmisión automática de seis relaciones.
El crossover de la firma del león se comercializa con cuatro niveles de equipamiento: Access, Style, Allure y GT Line. De serie, todos ellos incluyen ordenador de a bordo, luces diurnas de led, control de velocidad, espejos retrovisores eléctricos y barras de techo. Las versiones más equipadas pueden llevar un sistema de aparcamiento automático o frenada de emergencia.

 

Renault Captur

La casa francesa acaba de presentar en el Salón de Ginebra la versión renovada del Captur, que introduce algunos cambios al modelo lanzado en 2013. Llegará al mercado a mediados de año y lo hará con un estilo muy similar al de su predecesor, que se ha convertido por derecho propio en el líder del mercado de crossovers del segmento B. Mantendrá la pintura bitono, aumentará su capacidad de personalización con nuevos colores de carrocería, hasta seis packs diferentes para el interior y tres para el exterior. Los faros delanteros serán full led en algunas versiones, las luces diurnas adoptarán la forma de C, ya característica de la marca, y las llantas de aleación serán de 16 y 17 pulgadas. Además, se podrá equipar de manera opcional con un techo de cristal panorámico.
El modelo que aún se comercializa ofrece dos motores de gasolina –un 0.9 de 66 kW (90 CV) y un 1.2 de 88 kW (120 CV)– y un diésel de 1.5 litros, disponible en dos niveles de potencia: 66 kW (90 CV) y 81 kW (110 CV). Su equipamiento se escalona en función de cuatro niveles de acabado: Life, Intens, Zen y Xmod. A diferencia de algunos de sus rivales, no ofrece versiones 4x4.