¿Por qué tu coche nuevo se está haciendo esperar y qué puedes hacer al respecto?

Tiempo de lectura 6 minGestión de Flotas
LeasePlan International y Roland Berger celebraron un webinar para abordar la escasez de semiconductores y lo que pueden hacer los gestores de flota. Los expertos de ambas compañías compartieron sus reflexiones sobre la situación general y el impacto de la escasez de semiconductores sobre el sector del automóvil.
Compartir este mensaje

Gestionar una flota hoy en día puede resultar complicado debido a la escasez de semiconductores y a los tiempos más prolongados de espera que está ocasionando para los vehículos nuevos. Debido a la electrificación de los vehículos y a nuestras crecientes necesidades digitales, hemos creado una forma diferente de fabricar coches. En el pasado, los automóviles eran un dispositivo mecánico; en cambio, el vehículo de hoy en día (y el del futuro) es un dispositivo de datos, con software habilitado y conectado a la nube. Básicamente, es un smartphone sobre ruedas. Y se gestiona mediante un ingenioso sistema operativo que requiere de semiconductores (o, en otras palabras, chips). Son ellos los que permiten la mayor parte de las innovaciones en el desarrollo de los vehículos. 

¿Qué pueden hacer los gestores de flota al respecto?

Anticiparse a los retrasos de forma proactiva durante el proceso de pedido:

  • Realizar los pedidos con tanta antelación como sea posible: de seis a nueve meses
  • Acelerar la electrificación de la flota, ya que los fabricantes están dando prioridad a la producción de vehículos de bajas y cero emisiones
  • Valorar qué equipamiento se necesita en el proceso de pedido de un vehículo
  • Explorar la posibilidad de ampliar el ámbito de los OEMs en la política de vehículos de la empresa

Los tiempos de espera en la producción siguen incrementándose en el 2021

Debemos estar al tanto de la disponibilidad. Esto implica de los vehículos podrían no cumplir todas las expectativas de los conductores, pero al menos se siguen produciendo vehículos.

  • Los OEMs seguirán dando prioridad a los modelos de cero y bajas emisiones.
  • Los equipamientos optativos que requieran un «alto consumo de chips» sufrirán mayores retrasos.
  • La disponibilidad de VCLs mejorará a lo largo de la primera mitad del 2022.
  • Aumento de precios: los precios de las materias primas (acero/aluminio) están aumentando, lo que puede dar lugar a un incremento de los precios finales.

¿Cuándo volverán a la normalidad los tiempos de espera?

  1. En el Q4 de 2021 - mejorará la disponibilidad de chips (Taiwán)
  2. Q1-Q2 2022 – Los OEMs darán salida a un gran número de pedidos
  3. Q3+ 2022 - Nuevas instalaciones de fabricación de chips entran en funcionamiento.

    Por ejemplo, la fábrica de Bosch en Dresde, Alemania.

  4. Q4 2022 – Los OEMs van recuperando los tiempos de espera normales.
  5. 2023 - Importantes fábricas de chips de nueva construcción entran en funcionamiento.

    Por ejemplo, TMSC.

¿Por qué hay escasez?

Para comprender el problema de fondo tenemos que analizarlo de cerca. En pocas palabras, la escasez es resultado de la cancelación masiva de pedidos de chips por los fabricantes de automóviles cuando, como resultado de la crisis del COVID19, la demanda de vehículos se desplomó. Dado que la demanda de nuevos coches se recuperó más rápido de lo esperado, los fabricantes de automóviles quedaron relegados ya que, en ese intervalo, la demanda global de chips se había visto incrementada. 

Pero hay que tener en cuenta que los coches suponen menos del 1 % de todos los dispositivos conectados, lo que supone una desventaja directa para la industria automovilística.

Las tendencias tecnológicas, las nuevas arquitecturas electrónicas y las interrupciones en el suministro requieren que redefinamos nuestra perspectiva sobre la cadena de suministro de semiconductores.

La demanda de semiconductores en casi todos los mercados finales está impulsada por estas tendencias digitales globales:

  • 5G Internet of Things (IoT) (industrias y consumidores)
  • Inteligencia artificial (IA)/big data
  • Sistemas autónomos
  • Ciberseguridad

En 2025 habrá más de 70 mil millones de dispositivos IoT conectados.

¿No se podría haber previsto?

En cierta manera, sí, pero no que la escasez fuera a ser tan grave como ha resultado ser. 

En la industria automovilística, desde el punto de vista de la demanda, hay que considerar lo siguiente:

  • La competencia por la capacidad de la arquitectura de sistemas de vehículos eléctricos y electrónicos (arquitectura E/E) de próxima generación.
  • Los impactos externos que provocan fluctuaciones en la demanda: probablemente, el más importante sea la COVID19.
  • Electrificación de vehículos: la cantidad de semiconductores necesaria en los vehículos eléctricos está en aumento.

Al mismo tiempo, desde el lado del suministro, hay que tener en cuenta:

  • La competencia en la demanda y los riesgos políticos
  • El impacto de factores externos como la COVID19
  • La propia duración del ciclo de producción de los semiconductores

Esta brecha entre la oferta y la demanda ha creado la escasez global de semiconductores.  La escasez no es solamente resultado de la pandemia, sino que es una combinación de muchos factores a los que nos hemos enfrentado en el último año y medio. Desde el punto de vista del suministro hubo dificultades de acceso a las mercancías: aunque la pandemia ha supuesto un impacto externo crucial, también el bloqueo del canal de Suez o el efecto de las tormentas de nieve en las fábricas en Texas han influido.  Pero los problemas externos no fueron los únicos. Existe un desfase en la cadena de suministro. En el caso de la industria automovilística, la cadena de suministro es más compleja de lo que parece debido a los distintos pasos necesarios en la fabricación, a los modelos de negocio y al elevado número de empresas implicadas en la cadena del valor. Incluso cuando hay suficiente capacidad, se necesitan tres meses para producir y enviar un chip semiconductor. 

Otro factor complejo es el del coste de desarrollo. Los chips de nodo avanzado (SoCs) están creciendo exponencialmente y la amortización de los altos costes de desarrollo impulsa la necesidad de grandes volúmenes. Únicamente hay dos compañías capaces de producir chips de nodo avanzado, y ambas están en Asia. Eso supone un riesgo importante al que los legisladores responden tratando de impulsar la relocalización de la cadena de suministro de semiconductores.

Relocalizar la producción de semiconductores

Los Estados Unidos, la Unión Europea y China están respondiendo a esta escasez de semiconductores repensando la cadena de suministro y tratando de relocalizar la producción.

ESTADOS UNIDOS

  • La ley CHIPS prevé 52 mil millones de dólares estadounidenses en subsidios a la fabricación doméstica de semiconductores
  • El gobierno de EE. UU. reevalúa los controles a la exportación y las restricciones a la importación de semiconductores

UNIÓN EUROPEA

  • ** **145 mil millones de dólares estadounidenses de inversión de la UE en tecnologías de semiconductores
  • Enfoque estructurado para abordar las debilidades de Europa en materia digital
  • Tres pilares para la política futura: Inteligencia artificial, datos y estrategia industrial, vinculados a diferentes iniciativas e inversiones

CHINA

  • ** **Implementado el Plan Nacional de Semiconductores para impulsar la industria nacional de semiconductores, respaldado por una amplia financiación, por ejemplo:
  • Iniciativa Made in China 2025. Receptores del apoyo estatal directo (Huawei)

¿Cómo están respondiendo los OEMs y Tier-1 a la escasez?

En realidad, no existe una única solución. La escasez durará hasta entrado 2022 y la producción perdida se hará sentir a nivel mundial. Debemos ser conscientes de que los factores de riesgo continuarán existiendo y reapareciendo. Los OEMs y los Tier-1 (proveedores de chips que tratan directamente con los OEMs) están tratando de mitigar la crisis a corto, medio y largo plazo. Estas son sus respuestas estratégicas a la crisis:

1. Reparación inmediata; asumir el riesgo (próximos 6-12 meses) 

  • Transparencia en la cadena de suministro
  • Compromiso de volumen de entregas
  • Horarios de producción flexibles

2. Mitigación de riesgos; de fuente a riesgo (próximos 1-3 años)

  • Gestión de suministro avanzada
  • Equipos y procesos dedicados a los semiconductores
  • Estrategias de gestión de inventario

3. Cambio fundamental; de diseño a riesgo (próximos 3-10 años)

  • Estandarización de componentes
  • Agrupación de volúmenes
  • Arquitecturas E/E de próxima generación

Es de esperar que los desafíos en la cadena de suministro de semiconductores para la industria del automóvil continúen, por lo que las partes involucradas en el sector y los Tier-1 deben estar preparados. 

La situación se prolongará, pero finalmente podremos volver a niveles normales de producción. Sin embargo, esto no sucederá hasta 2023.

Publicado el 23 de septiembre de 2021

Saber más unión europeafuturo
23 de septiembre de 2021
Compartir este mensaje

Artículos relacionados

SostenibilidadÚltimas tendencias en electrificación08 octubre - Tiempo de lectura 5 minArrowRight
SostenibilidadDi lo que piensas en un mundo más verde27 octubre 2020 - Tiempo de lectura 3 minArrowRight
FuturoLa evolución del sector transporte en la UE05 abril 2020 - Tiempo de lectura 2 minArrowRight