5 consejos para optimizar las rutas

Tiempo de lectura 3 minGestión de Flotas
El tiempo es un recurso de gran valor, así que tratarlo de manera adecuada y organizarse para aprovecharlo al máximo es algo clave en cualquier trabajo, pero más todavía si cabe en labores relativas al transporte y al reparto. En éstas, una buena planificación puede traer consigo, además del ahorro de tiempo, beneficios en otras áreas como disminuir el combustible gastado, reducir el kilometraje innecesario para los vehículos, etc. Conseguirlo es algo que puede parecer complejo, dado que son muchos los factores que entran a formar parte de la optimización del proceso, pero puede ser relativamente sencillo si se siguen una serie de consejos básicos.
Compartir este mensaje

El tiempo es un recurso de gran valor, así que tratarlo de manera adecuada y organizarse para aprovecharlo al máximo es algo clave en cualquier trabajo, pero más todavía si cabe en labores relativas al transporte y al reparto. En éstas, una buena planificación puede traer consigo, además del ahorro de tiempo, beneficios en otras áreas como disminuir el combustible gastado, reducir el kilometraje innecesario para los vehículos, etc. Conseguirlo es algo que puede parecer complejo, dado que son muchos los factores que entran a formar parte de la optimización del proceso, pero puede ser relativamente sencillo si se siguen una serie de consejos básicos.

1. Programa tus rutas 

Algo indispensable es reunir toda la información de los repartos del día (paquetes, dirección, vehículos y trabajadores disponibles, etc.) para poder planificar qué rutas se van a llevar a cabo y de qué manera. En este punto, muchas de las decisiones que hay que tomar caen por su propio peso y son cuestión de lógica: agrupar las entregas por zonas cercanas, tener en cuenta si algunos de los pedidos se han solicitado en una franja horaria concreta, utilizar el vehículo que mejor se adapte a cada caso, etc. Una vez con todos los datos en la mano, es más fácil planear qué ruta va a hacer quién.

2. Organiza la carga según el orden de entrega

Después de estipular los recorridos a realizar, para que los tiempos de entrega en cada parada sean lo menor posible y el trabajador pueda seguir con su ruta de manera rápida, lo recomendable es haber organizado previamente la carga del vehículo en función de cada punto de entrega. Es decir, conviene colocar los paquetes que van a ser entregados antes al principio de la zona de carga, situando de manera progresiva el resto hasta dejar al fondo aquellos que serán los últimos en abandonar el vehículo. Esto facilitará el acceso a los mismos y ahorrará tiempo al repartidor a la hora de encontrarlos en el punto de entrega correspondiente.

3. Conoce tu flota

La flota de vehículos de la que disponga la empresa es capital, y conocerla bien es clave para sacar el máximo rendimiento a cada uno de sus integrantes y para poder optimizar las rutas de reparto. Son diversas las características a tener en cuenta: tamaño (ciertas carreteras no permiten pasar vehículos de cierta altura o con determinada masa máxima autorizada), capacidad de carga, autonomía de la que disponen, etc. Es más, en el caso de contar con vehículos híbridos o eléctricos, éste es un aspecto clave que sopesar, siendo los ideales para realizar las rutas urbanas en las que, además de poder sacar mayor rendimiento a sus mecánicas, es posible que vehículos de combustión tradicional pueden incluso tener restricciones de acceso. Es fundamental hacer un buen análisis comparativo entre los tipo de rutas que hace cada coche (urbana, interurbana mixta), kilómetros recorridos y costes de combustible.

4. Comunicación en tiempo real

Vivimos en un mundo conectado, algo que tiene sus pros y sus contras, pero que a la hora de realizar rutas puede reportar muchos beneficios. Que cada repartidor tenga acceso en tiempo real a la situación del tráfico le puede permitir buscar alternativas más rápidas si hay algún accidente en carretera, si se cancela o anula alguna entrega, podrá saltarse esa parada para evitar perder el tiempo sin necesidad; si algún cliente pide recoger su paquete en otro punto, podrá integrar el nuevo destino en el recorrido, etc.

5. Utiliza software para programar las rutas

Todo el proceso, que tradicionalmente se hacía de manera analógica, ahora es mucho más fácil y rápido de gestionar gracias a la enorme cantidad de aplicaciones y sistemas disponibles para automatizar en la medida de lo posible el trabajo. Hay una gran variedad de apps y software relacionadas con este sector. Algunas abarcan todo el proceso completo o están desarrolladas específicamente para una de las fases: planificación de las entregas, organización de los paquetes en función de cuál es su destino, localización en vivo de los distintos vehículos de la flota, etc.

LeasePlan te facilita el trabajo gracias a My Fleet

My Fleet, la herramienta de reporting de LeasePlan, tendrás informes detallados y cuadros de mandos que te ayudarán a optimizar las rutas de los vehículos de tu flota. Ponte en contacto con tu asesor comercial para pedirle una demostración de todo lo que puede hacer My Fleet por tu flota.

Conoce más sobre My Fleet
Publicado el 14 de abril de 2020

Saber más ahorro de costesgestión de flotasmovilidad
14 de abril de 2020
Compartir este mensaje

Artículos relacionados

Gestión de Flotas5 motivos para externalizar la logística 27 mayo - Tiempo de lectura 3 minArrowRight
FuturoLa logística, entre las barreras en el e-commerce16 agosto 2020 - Tiempo de lectura 2 minArrowRight
SostenibilidadLas ventajas de una flota eléctrica para las empresas12 mayo 2020 - Tiempo de lectura 2 minArrowRight