5 motivos para externalizar la logística

Tiempo de lectura 3 minGestión de Flotas
La actividad de cualquier empresa está compuesta por multitud de tareas de diferente índole, que en muchas ocasiones están fuera del ámbito de especialización de la propia entidad y cuyo desarrollo puede suponer una inversiónn demasiado costosa. En esta tesitura contratar a terceras compañías para que se encarguen de algunas de esas áreas puede ser una buena idea, siendo uno de los movimientos más habituales externalizar la logística.
Compartir este mensaje

5 motivos por los que deberías externalizar la logística de tu empresa

La logística de tu empresa ¿externalizo o compro?

Esto implica hacerse con los servicios de lo que por lo general suele ser un operador logístico, que se encarga de una o de todas las actividades que forman la cadena de distribución, desde el almacenamiento al transporte, pasando por la organización de la propia red logística. Te contamos cuáles son las principales ventajas que supone optar por esta vía.

  1. Ahorro en costes

    Es una de las ventajas más destacadas, puesto que la externalización permite ahorrar dinero en múltiples áreas. Para empezar, no hay que llevar a cabo la costosa inversión que es necesaria para desarrollar una red de distribución propia, lo que supone eliminar de las cuentas la adquisición de una flota (ya sea mediante compra o renting), el pago de alquileres de almacenes, etc. Esto reduce los costes fijos, que pasan a ser variables. Además, el operador logístico trabaja con una economía a escala que ayuda a conseguir unos precios todavía más asequibles.

  2. Reducción de la carga de trabajo y aumento de la productividad

    Externalizar la logística supone liberar a la empresa de una tarea de gran volumen y peso que, además, consumiría muchos recursos. Sin tener que preocuparse por ello a nivel interno, se puede invertir en el núcleo de negocio, mejorando en la actividad principal de la compañía, lo que permite conseguir mejores resultados.

  3. Servicio especializado, múltiples vehículo

    Como se suele decir “quien mucho abarca, poco aprieta”, así que externalizar la logística permite delegar un aspecto muy importante en una compañía más especializada. En función del tipo de producto a distribuir (Refrigerados; Voluminosos; Frágiles…) . La externalización conlleva las ventajas obvias de elegir un colaborador logístico por según tipo de mercancía. Aprender previamente cada sector te permitirá, contar con mejores técnicas de almacenamiento y distribución de las que podríamos ofrecer por nuestra cuenta, disponer de un catálogo de servicios más amplio e innovador que se adapte a las necesidades de distintos clientes, etc. Todo el buen hacer del operador repercute en una imagen más positiva de nuestra empresa.

  4. Facilidad de implantación en nuevos mercados

    El saber hacer del operador logístico es muy útil en el mercado doméstico, pero todavía más cuando se tiene intención de expandirse a un nuevo país. Acceder a un mercado extranjero tiene siempre muchas dificultades asociadas, así que toda ayuda es poca, y contar con una empresa establecida que conozca como funcionan las cosas y todos los pormenores específicos del lugar puede ser clave. Además, a esto hay que sumar el hecho de que de esta manera no hay que recurrir a una gran inversión inicial para comenzar a operar en el nuevo país.

  5. Flexibilidad

    El no tener que contar con activos fijos para las tareas de distribución permite una flexibilidad enorme, teniendo la empresa la posibilidad de contratar (y pagar) únicamente por los servicios que necesite en función del momento. De esta manera se ahorra en épocas de bajo tránsito para poder invertir más en aquellas otras en las que sea exista una mayor demanda como puedan ser, por ejemplo, fechas señaladas como la Navidad, el Black Friday, las rebajas, etc.

Ahora bien, aunque la mayoría de connotaciones son positivas, en la externalización de la logística no todo pueden ser ventajas, también hay ciertos aspectos negativos que, sin ser muchos ni graves, también hay que sopesar antes de lanzarse a ello:

· La dependencia del operador externo puede tener una parte negativa, puesto que si su desempeño no es el esperado o no está a la altura de las expectativas del cliente, la valoración negativa de éste no recaerá sobre la empresa de logística, si no sobre la nuestra · Relacionarse con un tercero implica una complejidad mayor que al que supondría realizar los procesos logísticos de manera interna. Es posible que sea necesario un tiempo de adaptación.

Publicado el 27 de mayo de 2021

Saber más ahorro de costesgestión de flotasmovilidad
27 de mayo de 2021
Compartir este mensaje

Artículos relacionados

FuturoLa logística, entre las barreras en el e-commerce16 agosto 2020 - Tiempo de lectura 2 minArrowRight
SostenibilidadLas ventajas de una flota eléctrica para las empresas12 mayo 2020 - Tiempo de lectura 2 minArrowRight
Gestión de Flotas5 consejos para optimizar las rutas14 abril 2020 - Tiempo de lectura 3 minArrowRight