15 de septiembre de 2020

Actualmente las empresas necesitan cada vez fórmulas más flexibles que les permitan reducir sus costes. Uno de los gastos más importantes que asumen las compañías es la disposición y mantenimiento de una flota de vehículos. Pero, ¿y si una empresa necesita un vehículo de manera temporal?

En este caso, el renting flexible es la mejor solución. A diferencia del renting fijo o de la compra de vehículos, solo se paga por el tiempo que se va a necesitar el servicio.
Muchas empresas no desean atarse a contratos de larga duración porque trabajan en un sector con una alta estacionalidad, no pueden predecir su volumen de negocio
a largo plazo o cuentan con un nivel de demanda variable y necesitan cambiar de tipo de vehículo en función de sus necesidades

Si estás en uno de estos casos, ¡necesitas un plan adaptado a tu negocio!

¿Cómo se puede ahorrar costes con el renting flexible?

A continuación, vamos a ver 3 razones por la que el renting flexible nos permite ahorrar:

 

1.No hay penalizaciones por cancelaciones anticipadas:

Con el renting flexible solo se paga por el tiempo que se necesita el vehículo. No hay compromiso de permanencia y, por tanto, no se necesita pagar de más por algo que no se está usando. Además, durante el tiempo de alquiler se pagan cuotas mensuales fijas. ¿En qué te beneficia esto? Al ser cuotas fijas tendrás un mayor control y tranquilidad, ya que no habrá imprevistos, pagarás lo mismo cada mes. En cambio, si tuvieses el vehículo en propiedad tendrías que asumir adicionalmente los costes de mantenimiento que pueden variar a causa de averías o pago de impuestos.

 

2. Ventajas fiscales

Las cuotas mensuales son fiscalmente deducibles del Impuesto de Sociedades hasta en un 100%.

 

3. Vehículos de última generación:

Con el tiempo, un vehículo en propiedad se va depreciando y su coste de mantenimiento es más alto. Con el renting flexible esto no es un problema, ya que, como hemos visto, se pagan cuotas mensuales fijas. Por otro lado, al disponer siempre de vehículos de última generación, se ahorra en combustible, al contar con la última tecnología, su consumo es mucho más eficiente.

Otros puntos a tener en cuenta para ahorrar

Si has decidido que el renting flexible puede ser una buena solución para tu empresa, hay otros aspectos que debes considerar a la hora de elegir una compañía de renting y que te permitirán ahorrar aún más como los servicios incluidos, es esencial que conozcas bien qué servicios se incluyen, ya que esto redundará no solo en el ahorro, sino también en comodidad y tiempo.

En LeasePlan se puede contratar un servicio de renting flexible con una duración mínima de 1 mes con todos los servicios, incluyendo recogida y entrega gratuita en alquileres iguales o superiores a los 3 meses, vehículo de sustitución para inmovilizaciones superiores a las 24h y kilometraje ilimitado.

¿Quieres ver todo lo que te ofrece el servicio de renting flexible de LeasePlan? ¡Haz clic aquí!